jueves, 4 de marzo de 2010

capitulo 2



Ha comenzado un nuevo día, Raquel y Ana están de compras.
--aunque el no se acuerde... Es el aniversario de boda... Por una que tiene un matrimonio aunque no sea muy feliz no lo puedes echar a perder... Tú búscalo... veras que le gusta... Así por fin dejas la dieta... ¿¿que es eso que tu marido hace meses que no te toca?
Ana no esta muy convencida pero se deja convencer.

Mientras Raquel arrastra a su hermana hasta la empresa en la que trabaja el marido.
--no sé si es buena idea...no le va a gustar que le interrumpa --dice Raquel.
Ana lleva en una bolsa el regalo que le han comprado.
--tu dale la sorpresa... ¡¡quedara encantado...¡ ¡¡hazme caso¡
Ana esta ilusionada. La secretaria no esta en su puesto.
--¡¡mejor esperamos...¡
Raquel esta acostumbrada a ir a por todas.
--¡¡es tu marido... puedes entrar en su despacho y sin golpear...¡
Ana esta insegura:
--no es buena idea...
Raquel es la que abre la puerta y todo diciendo ¡sorpresa¡ empuja a su hermana hacia el interior. Y a Ana se le cae el regalo que llevaba. El rostro se le desencaja al ver en la mesa como fornican como bestias su marido y su secretaria. Raquel abraza indignada a su hermana que esta hundida.

Al verse descubierto el marido de Ana se sube los pantalones a toda prisa. Se acerca a su esposa mientras que su secretaria se arregla la ropa. Se muestra enojada.
--¿¿que hacen aquí?
Raquel no puede creer el cinismo de su cuñado. Muy dolida Ana dice:
--espero, Manuel Eduardo, que no me vengas a decir que no es lo que parece porque lo he visto muy claro...¡
Manuel se muestra despectivo:
--estas cosas son normales en los machos... espero que no tengas el mal gusto de hacer un escándalo.
Raquel no dice nada pero mira a su cuñado con odio. Ana se va llorando. Raquel se va tras ella.

Ana ha salido de la empresa de su marido llorando. Raquel la abraza con cariño. Ana está rota del dolor.
--¡¡sabia que no era buena idea ir de sorpresa pero esto no se lo pienso perdonar...¡ ¡¡que me divorcio, me divorcio¡
Raquel trata de calmarla:
--No tomes ninguna decisión con el golpe caliente... Mira que tú llevas toda la vida con el mismo hombre... es muy difícil empezar de 0 y menos a nuestra edad.
Pero Ana esta totalmente decidida.

Manuel Eduardo se ha quedado muy molesto por lo que ha pasado. Su amante lo abraza por la espalda. Él se la quita de encima molesto y dice:
--¡¡estas despedida¡
La joven no entiende nada:
--¿¿qué? ¡¡no me puedes hacer esto¡
Manuel muy furioso dice:
--¡¡tu tenias que haber cerrado la puerta...¡
La chica se quiere explicar pero él no se lo permite. Furioso le dice:
--¡¡o te vas por las buenas o te mando sacar a la fuerza¡
La secretaria se va furiosa. Manuel da un puñetazo a la mesa.
--¡¡maldita sea...¡


Emilio y Billy nadan juntos en la piscina de la gran mansión del primero. Luego van hacia el cuarto. Los dos desnudos van hacia la ducha. Hablan de sus cosas.
--¡me encanta tu casa¡
--pues si no vives aquí es porque no quieres... la casa es muy grande solo para papá y yo...
Los dos se duchan juntos. Se llevan muy bien.
--no quiero abusar de ti...
--sabes que no seria un abuso...
--pero es que tú algún día te casarás... ¿y qué hago yo?
Emilio se pone nervioso. Le duele ocultarle cosas a su hermano pero como decirle lo que le pasa.
--¿estás bien? es que siempre que tocamos el tema del amor te siento nervioso... ¿hay algo que me quieras contar?
--¡¡no claro que no¡
Y para distraer a su hermano, Emilio le lanza la esponja. Entonces los dos comienzan a jugar a salpicarse de agua, jabón...

Mientras Ana espera que llegue su marido. Manuel llega con un enorme ramos de rosas y su mejor sonrisa de bueno.
--hola mi amor... Te traje una sorpresa por nuestro aniversario...
Ana no puede creer que su marido sea tan cínico. Le agarra el ramo y cuando el cree que la tiene a los pies se lo estampa en la cara.
--¡¡basura¡
Él no le da tiempo a que ella diga nada. Se muestra enamorado
--Mi amor, lo de antes no tuvo importancia... Yo te amo a ti... Eres la única mujer que me importas en serio.
Él trata de seducirla con su sonrisa.
--¡¡yo en cambio te odio...¡
Ella se aparta de el que la agarra entre sus brazos.
--Yo se que me amas...
Ella trata de soltarse:
--¡¡déjame¡ --le exige mientras él la acaricia y la besa.
Ella se lo saca de encima con una patada en los genitales y mientras èl se retuerce de dolor y de rabia ella le escupe con odio:
--¡¡nunca mas me vuelvas a tocar... no quiero saber de ti... es mas... quiero el divorcio¡
Sube al dormitorio, Manuel va detrás de ella como un loco.
--¡¡tu eres mía y jamás me vas a dejar¡
Ana oye los gritos y se encierra en el cuarto pero Manuel abre la puerta de una patada y entra hecho una fiera.
--¡¡sal¡ --le ordena ella.
Manuel se tira sobre ella. Vence al desesperado forcejeo de la mujer que entre lagrimas de impotencia y odio no puede hacer nada mientras su marido la somete a su voluntad. Así que mientras él grita de placer por el polvo y por haber dominado a su esposa, ella grita de dolor y de rabia.

Con vergüenza y odio Ana se arregla la ropa mientras que su marido se sube los pantalones satisfechos.
--¿te has quedado ya tranquila? --pregunta èl con ironía.
Ana lo bofetea con odio.
--¡¡¡¡esto no te lo voy a perdonar en la vida¡ ¡¡lo que me has hecho no tiene nombre...¡
Con cara del que no ha hecho nada, Manuel le dice:
--Yo solo te quise relajar con lo que mas te gusta... Estabas nerviosa y lo necesitas... Además soy tu marido... Nadie me puede criticar por hacerle el amor a mi esposa...
Con repugnancia ella le dice:
--¡¡esto que me has hecho se llama violación y ahora mas que nunca me quiero divorciar¡¡

1 comentario:

  1. Gracias por incluí a Grecia Colmenares en esta historia. Salydi

    ResponderEliminar